Preguntas Frecuentes

¿Cómo se producen las varices?

Por lo general, las varices son causadas por una fragilidad de las válvulas y paredes de las venas.

Las venas contienen unas pequeñas válvulas unidireccionales que se abren para dejar pasar la sangre y luego se cierran para evitar que regrese.

A veces, las venas pierden su elasticidad y se estiran, lo que hace que las válvulas se debiliten. Cuando las válvulas no funcionan correctamente, la sangre puede empezar a filtrarse y a fluir hacia atrás. La sangre se acumula en las venas, provocando que las venas se agranden y se aflojen.

Aún no se sabe con total certeza por qué las válvulas se debilitan y las venas se estiran: en algunos casos, estas condiciones se desarrollan sin razón aparente.

¿Pueden las varices ser peligrosas?

Las varices no suelen ser peligrosas, pero, si no se tratan, a veces puede haber complicaciones. Estas son algunas de las consecuencias que puede causar la falta de atención médica.

Hinchazón

La presión acumulada en las venas puede provocar una hinchazón de las piernas, porque el líquido de la vena acaba filtrando a través de la pared venosa desgastada.

Este tipo de hinchazón puede impedir que el paciente lleve sus pantalones o zapatos habituales, puede causar molestias, la aparición de un líquido amarillento, e incluso cambios en el color de la piel.

Coágulos de sangre

Según la facultad de medicina de Harvard, cuando no se tratan, las varices pueden provocar la formación de un coágulo de sangre en la pantorrilla o el muslo. Si el coágulo de sangre llega a romperse, puede causar una obstrucción mortal en una de las arterias de sus pulmones.

Úlceras en la piel

En caso de lesiones menores, la hinchazón mencionada anteriormente impide que la piel llegue a sanar correctamente. Los nutrientes no llegan a la piel dañada, lo que restringe el proceso de curación.

Si transcurre demasiado tiempo, la piel se descompone poco a poco alrededor de la lesión y descubre los tejidos ubicados debajo, creando una úlcera en la piel .

Tromboflebitis

Cuando las venas superficiales justo debajo de la piel se inflaman, aparece un enrojecimiento en la piel. La pierna se hincha y empieza a causar dolor.

Lipodermosclerosis

Los tejidos inflamados de la pierna se vuelven pesados y firmes, si se dejan sin tratar durante demasiado tiempo. El endurecimiento de los miembros inferiores complica el movimiento y causa una incomodidad cotidiana.

¿A quién acudir para tratar varices?

Es recomendable consultar con un médico especializado para tratar casos de varices. Aunque un dermatólogo experto en el tratamiento de la piel puede ayudar, la elección ideal es consultar con un especialista en venas, flebólogo, angiólogo, o experto en medicina vascular.

¿Qué se puede hacer para minimizar la posibilidad de tener várices?

La progresión varices es imposible de detener por completo, pero estos consejos pueden ayudar a evitarlas en la medida de lo posible, así como evitar que empeoren si ya se tiene síntomas.

Hacer ejercicio todos los días. Puede ser cualquier tipo de esfuerzo físico, el objetivo es mejorar la circulación sanguínea.

Reducir el consumo de sal. El exceso de sal puede aumentar la presión arterial y provocar retención de líquidos.

Regular su peso. El sobrepeso añade presión adicional  en las venas y agrava la situación.

Evitar usar tacones altos y ropa demasiado ajustada. Estas prendas pueden restringir el flujo sanguíneo y facilitar el desarrollo de las varices.

Evitar estar sentado o de pie durante períodos de tiempo significativos. Es importante mover las piernas con regularidad para aumentar el flujo sanguíneo por el cuerpo. Si es necesario, puede ayudar programarse una alarma cada hora como recordatorio para moverse durante unos minutos.

Elevar las piernas. Si se hace varias veces al día, este ejercicio puede ayudar a reducir  la retención de líquidos y la acumulación de sangre en las piernas. Conviene levantarlas por encima del nivel del corazón.

Evitar fumar. El flujo sanguíneo puede verse disminuido por la nicotina, que contrae los vasos sanguíneos. Dado que fumar también aumenta la presión arterial, debilita las paredes de los vasos sanguíneos y aumenta las posibilidades de que se formen coágulos de sangre.

¿Qué tratamiento conviene elegir?

El tratamiento depende de lo que el paciente prefiera y de lo que le recomiende su médico. Hay diferentes opciones, como la cirugía, el láser endovenoso, la escleroterapia (líquida o en espuma), o una novedosa técnica no invasiva llamada echotherapy.

En caso de dudas sobre varices, acuda a un médico especialista.

¿Te interesa la técnica de echotherapy?

Si deseas saber más sobre el tratamiento por echotherapy de varices, nódulos o fibroadenomas, por favor, ponte en contacto con nosotros. Nuestro equipo está aquí para ayudarte.

Contacto
Ir arriba