Guy, 55 años

Llevaba siguiendo a Theraclion, la empresa que está detrás de SONOVEIN, desde 2015 como inversor y me había presentado como candidato a participar en el ensayo clínico. Mi expediente médico fue aceptado, pero el ensayo clínico se realizaba en Viena y me aconsejaron que esperara hasta que un médico francés adoptara esta terapia de ultrasonidos.

Así fue como en marzo de 2021 me encontré en la consulta del angiólogo tras un corto viaje en TGV de París a Lille. El practicante me presentó primero el equipo, me explicó cómo iba a ser tratado y después de comprobar mi red venosa defectuosa, me acosté para recibir dos horas de tratamiento – dos horas, que pasaron muy rápido, ya que estaba tan ocupado discutiendo con el Dr. Stalnikiewicz sobre la historia, la literatura, la actualidad…

Hace treinta años, ya me habían extirpado las venas safenas y todavía tenía un recuerdo muy vivo de ello: muy doloroso durante más de dos semanas, las piernas vendadas y mis movimientos dificultados. Se había formado una nueva red que luego se degradó. El Dr. Stalnikiewicz se dedicó primero a cerrar las «perforadoras» de esta red. Empezando por la mitad de la cara interna del muslo y sin anestesia.

A continuación, concluyó inyectando el anestésico local de la xilocaína para disminuir el dolor. Odio las agujas, pero la aguja era lo suficientemente fina como para no sentir ninguna molestia. Después, la sensación de las descargas se redujo y ya no fue necesario anunciarlas con una cuenta atrás. Una nueva anestesia local en la otra pierna dio un resultado igualmente cómodo. Sin embargo, noté una tendencia a contraerse con un ligero temblor que controlé relajando; hasta la siguiente rigidez.

Al final de la sesión, me fui a casa en tren y metro, como si no hubiera pasado nada. Me vendaron las piernas por precaución hasta el día siguiente.

Acaba de pasar una semana y todavía siento dolor en las perforaciones estrechas de la cara interna de los muslos. Por lo demás, mis medias de compresión me ofrecen la comodidad habitual. Sigo subiendo 6 pisos hasta mi piso sin ascensor en menos de un minuto.

Volveré a Lille dentro de 6 semanas para una visita de control. El Dr. Stalnikiewicz sabe establecer una relación de confianza y, más allá de la experiencia y la atención del médico, he apreciado la benevolencia que irradia este hombre.

Ir arriba