Los nódulos mamarios son muy comunes, en esta categoría se incluyen una amplia gama de indicaciones. La mayoría de los nódulos mamarios son benignos (no cancerígenos) y son en general inofensivos sin ninguna problema de salud serio inmediato. El diagnóstico de un bulto en el seno a menudo hace temer un cáncer de mama. Sin embargo, existe una baja probabilidad de que sea cancerígeno: De hecho, cerca del 80% de los bultos en los senos resultan ser benignos (no cancerígenos).

Diferencia entre fibroadenoma y cáncer de mama

Los fibroadenomas son nódulos sólidos y firmes que suelen desarrollarse durante la pubertad y, por lo tanto, se observan con mayor frecuencia en las mujeres jóvenes. Sin embargo, también pueden desarrollarse en años posteriores, incluso en los hombres, aunque raramente. Los nódulos a menudo se pueden sentir y mover bajo la piel como estructuras lisas. Los fibroadenomas suelen crecer hasta los 1-3cm (0,4 – 1,2 pulgadas), ocasionalmente incluso más de 5 cm (2 pulgadas), pero cualquiera que sea su tamaño, son benignos e inofensivos. Los más grandes, a veces, pueden causar dolor, más comúnmente justo antes de la menstruación.

El cáncer de mama es mucho más grave. A pesar de que la mayoría de los bultos de los senos no son cancerosos, el cáncer de mama sigue siendo el tipo de cáncer más común en algunos países. En el Reino Unido, por ejemplo, donde 1 de cada 8 mujeres son diagnosticadas en el transcurso de sus vidas. Aunque el cáncer de mama puede desarrollarse a cualquier edad, se observa con mayor frecuencia en mujeres de más de 50 años. La detección precoz de los bultos malignos en el seno es clave para el tratamiento y puede aumentar significativamente las posibilidades de una recuperación completa.

Si no se trata, el cáncer seguirá creciendo y puede extenderse a otras partes del cuerpo (metástasis) a través del sistema linfático y sanguíneo. Una vez que el cáncer se ha propagado e invadido otras regiones del cuerpo, el cáncer puede llegar a ser mortal y las posibilidades de curación disminuyen significativamente.

La detección temprana del cáncer de mama es el paso más importante para curar la enfermedad. Debido a que los bultos malignos a menudo no causan ningún síntoma temprano específico y son en su mayoría indoloros, la detección de un bulto en el seno debe ser controlada por un médico inmediatamente.

¿Es el fibroadenoma un quiste?

Asegurarse de que no es un cáncer de mama

En la mayoría de los casos, un diagnóstico detallado que incluya ecografías, mamografías y biopsias encontrará una indicación benigna como un fibroadenoma. Sin embargo, el reconocimiento y tratamiento temprano del cáncer de mama con un tamaño inferior a 2,5 cm (1 pulgada) ha mostrado impresionantes tasas de supervivencia a 5 años del 96%.

¿ESTÁ INTERESADO EN ECOTERAPIA?

Si desea saber más sobre la ecoterapia y saber si es elegible para el tratamiento, comuníquese con nosotros. Un equipo de profesionales se pondrá en contacto contigo para dar respuesta a todas tus dudas.

Contáctanos ahora
Ir arriba